Natividad martiana

Natividad martiana

Foto: Kaloian Santos Cabrera

Existen muchas maneras de honrar al Apóstol, como citando sus frases perfectas, esas que iluminan rostros y mueven corazones, al estar tan llenas de libertad y de esperanza. Pero debemos recordar siempre que “la mejor manera de decir, es hacer”. Aquí va mi pequeño homenaje, un poema de cuyo autor desconozco, pero que de generación en generación, una fría mañana de enero llegó a mis manos.

Tranquila transcurría
la fría madrugada
y en la humilde casita
un niñito llegaba.

Doña Leonor, la madre,
lo besa con afán
el padre, Don Mariano,
le ha escogido dos nombres,
el primero José, el segundo Julián.

Las vecinas temprano
con el rostro risueño
en la calle de Paula
quieren ver al pequeño.

¡Y ha llegado el gran día
de la patria cubana
sin saber que el Apóstol
ha nacido en La Habana!

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s