A las dos de la mañana

A las dos de la mañana | Pintura de Christian Schloe

Pintura de Christian Schloe

Son las dos de la madrugada. Hace más de cinco horas que salí de la Terminal de Ómnibus y aún me faltan siete para llegar a casa. Y como siempre que viajo por carretera, por más que intento, no he logrado dormir.

Mientras los demás pasajeros duermen, voy escuchando música, leo y a veces escribo una que otra frase suelta, o miro por la ventanilla en busca de las estrellas, para hacer más llevadero el viaje.

Aunque muchas veces siento que los minutos se han declarado en huelga y decidieron no caminar, bien sé que el tiempo es como un río imparable rumbo al mar, y el reloj del bus marca justo las 2:22 a.m. cuando Ana Belén comienza a cantar…

No sé por qué te quiero a través de la melodía, van llegando a mi mente todos los recuerdos de una inmemorable primavera Será qué tengo alma de bolero que me dejan un dulce sabor en los labios, como si estuviera viviendo, otra vez, aquellos días Querer como te quiero no va a caber en ni ningún bolero y poco a poco Te me desbordas dentro del pecho voy quedándome dormida Medio feliz en medio del cielo

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s