Escaleras

Escaleras

Al fin llegan, están cansados y sudados, el viaje ha resultado más largo de lo que esperaban.
Al pie de la escalera él enciende la luz, le quita suavemente la cartera y la coloca sobre el pómulo de la puerta, ella lo besa y luego le sonríe.
Escuchan los ruidos de los departamentos, la música de alguna fiesta, la televisión, la gente que pasan por las calles.
En la escalera en cambio reina la oscuridad y esta vez un silencio hecho de suspiros.
Sobre el frío mármol los cuerpos entremezclados de los amantes se hacen uno, se besan, se muerden, se acarician y se arañan la piel.
Más tarde se hace la luz, suben despacio, tomados de la mano, abren la puerta y reconocen el olor inconfundible de su hogar.

Anuncios

2 pensamientos en “Escaleras

  1. Observo Idiotas dice:

    La mezcla entre lo reconfortante, lo pasional y algo de terror ha inundado mi perfeccción sobre tu texto. Sin lugar a dudas, el hogar. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mary dice:

    Gracias por llegarte a mis Encuentros 🙂 Saludos

    Le gusta a 1 persona

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s