Despedidas III

Mientras el cuerpo de ella ardía como nunca, él cerraba con broche de oro la noche.

Anuncios